Saltear al contenido principal
CONCILIACIÓN FAMILIAR Y LABORAL: REALIDAD O FICCIÓN

CONCILIACIÓN FAMILIAR Y LABORAL: REALIDAD O FICCIÓN

La conciliación familiar y laboral es un reto para la sociedad, y las series televisivas se han dado cuenta. Las dificultades del actual mercado laboral para adaptarse a trabajar desde casa o a reducir la jornada, hacen que muchas personas se vean obligadas a pedirse una excedencia, ya sea esta contractual o “vital”.

La conciliación familiar es un tema que ha traído más debate que propuestas y que estamos ansiosos por verlo hecho realidad.

Younger: conciliación familiar en la ficción

De esto trata Younger, una serie estadounidense en la que Liza, una mujer de 40 años, se hace pasar por una millenial de 26 para poder acceder al mercado.  El “error” de la protagonista fue dejar su carrera para dedicarse al cuidado de su hija, ya que en su época la conciliación familiar o trabajar desde casa  no eran uno de los topics del momento.

Años después, decide reinventarse y se encuentra puertas cerradas allá por donde va al ser “demasiado mayor” y haber dejado pasar la era digital.

Sin embargo, más allá de los estereotipos tratados en la trama de Younger, vemos en Liza un ejemplo de que nadie “está fuera del mercado”. La capacidad de adaptación es intrínseca a la raza humana y tener 40 años no significa que no puedas tener miles de visualizaciones en Snapchat.

Así, lamentablemente mintiendo sobre su edad, la protagonista ingresa en una gran editorial y consigue lanzar un sello orientado a los menores de treinta años. Y, mentiras aparte, le van bien las cosas.

¿Es la conciliación familiar una realidad?

Esto, más allá de la ficción, nos sirve para reflexionar sobre dos temas muy distintos a la par que actuales:

¿Es la conciliación familiar una realidad? ¿Sigue siendo necesaria una excedencia para criar a nuestros hijos? ¿No podemos trabajar desde casa un par de días a la semana y así organizarnos?

Salvados, el programa de LaSexta presentado por Jordi Évole, reflexionó sobre esto, dedicando un programa completo al debate sobre la conciliación familiar y demostrando una vez más que es un tema de actualidad por los retos que supone. Y que Suecia vuelve a estar a años luz.

Para profundizar más, la Fundación Másfamilia, cuyo objetivo es el equilibrio entre persona – familia – empresa – sociedad, cuenta con un blog de referencia en la materia donde reflexionan sobre el papel de las mujeres, el teletrabajo y donde podemos ver casos de éxito de empresas que lo están poniendo en marcha, como es el caso de Red Eléctrica de España

Además, dado el peso que creemos que corresponde a la corresponsabilidad entre hombres y mujeres, existen dos movimientos que persiguen lo mismo desde diferentes perspectivas:

  • El Club de #malasmadres pone las verdades sobre la mesa y reinvindica el papel de las “madres imperfectas que luchan por no perder su identidad como mujeres, por seguir creciendo profesionalmente y desmitificar la maternidad”. Un espacio de conversación y de debate donde se puede aprender mucho.
  • #Siloshombreshablasen es una fundación que persigue una misión similar, pero con un calado mediático menor. Se trata de una organización de encuentro para hombres donde se habla, se escucha, se comparte y se debate sobre cualquier aspecto o vivencia de la paternidad y/o la masculinidad.

La conciliación familiar en las  diferentes generaciones

¿Pueden aquellas generaciones que no han nacido en la era digital adaptarse a ella o reinventarse? ¿Es una cuestión de capacidad de adaptación o de ganas de aprender?

Si le preguntas a alguien de la generación Baby Boomer (nacida entre 1956 – 1970) quien es Chiara Ferragni probablemente te miren con cara de incredulidad. Si se lo preguntas a alguien de la Generación X (nacida entre 1971-1981) quizás tengas ya algo más de suerte, pero no esperes grandes respuestas.

Sin embargo, si pasas a la Generación Y (o millenials) o a la Generación Z es mucho más fácil que te respondan con un “la famosa bloggera de moda que factura millones de euros al año”. Pero, ¿por qué ponemos este ejemplo?

La influencia de personas como Chiara nos muestra parte de las tendencias del mundo actual, donde una chica anónima consigue crear un imperio basado en un modelo de negocio que ya se estudia en Harvard, a la vez que influye sobre las decisiones de compra de millones de adolescentes de todo el mundo.

Su trascendencia en el mundo actual pasa desapercibida para ciertas generaciones, pero no se puede ignorar que está ahí y que ha venido para quedarse.

Si tenéis alguna duda de la importancia del entorno digital, os invitamos a recorrer la lista de los 30 jóvenes más influyentes según Forbes en el sector de las artes. La señorita Ferragni no está en la lista de este año – ya lo estuvo en 2015- pero sí otras compañeras de profesión como Kristina BazanAimee Song.

Sin duda, el mundo cambia y lo hace muy rápido.

Desde Marcas Con Valores pudimos asistir a un evento de Generacciona donde presentaban su “Primer Estudio de Diagnóstico del Talento Generaccional” y donde nos aclararon muchas cosas. La más llamativa, o quizás menos conocida, afirmación fue que la Generación X es esa bisagra clave entre el mundo analógico y el digital, siendo una de sus principales fortalezas la “Responsabilidad, Adaptabilidad, Resiliencia y Auto exigencia”.

¡Bravo! Quizás sea esta generación el pegamento necesario para que la inminente transformación digital del mundo actual no deje a nadie fuera, mientras que a su vez enseñan a las generaciones que les siguen valores no tan presentes en su día a día, como pueden ser la paciencia, el trabajo en equipo o la humildad.

Los que hoy en día tienen entre 35 y 45 años, los X, son vistos por las empresas participantes en el estudio de Generacciona como un colectivo que se caracteriza por su sentido común y un cierto exceso de responsabilidad fruto del esfuerzo y el sacrificio vivido en sus orígenes. Se orientan al cumplimiento de objetivos y buscan la excelencia en su desempeño profesional.

Las generaciones más jóvenes pueden enseñarle a éstos mucho sobre la importancia de la conciliación entre la vida personal y profesional, puesto que los más jóvenes buscan flexibilidad, adaptabilidad, herramientas digitales de trabajo colaborativo, etc. De hecho no lo buscan, lo exigen. Y parece que las grandes empresas empiezan a responder.

Productividad y conciliación familiar

La respuesta de las empresas no solo vienen de las exigencias, sino también de una demostrada efectividad de estas propuestas, que aumentan la productividad y la satisfacción de los empleados, generando entornos más amigables y adaptándose a la realidad 2.0, tal y como se puede leer en este artículo. Además de evitar el temido “presentismo”.

Según la III Encuesta Adecco sobre Presentismo Laboral, la flexibilidad horaria es uno de los métodos más eficaces para combatir este fenómeno. Sin embargo, el 20% de las empresas no ofrece flexibilidad a sus trabajadores y el 46% sólo la aplica a menos del 25% de la plantilla.

Además, según la misma encuesta, la carente existencia de prácticas de conciliación afectan de forma especialmente intensa al período de maternidad de las mujeres con hijos menores de 2 años (como señala el 24% de los encuestados), así como a situaciones de insatisfacción profesional (22%).

Por lo tanto, si queremos alejarnos de los estereotipos laborales como el que nos cuenta la serie Younger, queda mucho por hacer. Por suerte, las nuevas herramientas vienen pisando fuerte , se empiezan a percibir prácticas que permiten una mayor conciliación entre la vida persona y profesional y la adaptación, por ambas partes, está a la orden del día.

Volver arriba