Saltear al contenido principal
¿POR QUÉ ELLA NO ES COMO LAS DEMÁS?: EL CASO HOY VOY

¿POR QUÉ ELLA NO ES COMO LAS DEMÁS?: EL CASO HOY VOY

Seguro que casi ninguno de vosotros recordáis con cariño esa maravillosa época en la que os tocó sacaros el carnet. Por suerte algo está cambiando en el mundo de las autoescuelas: Mini Coopers, Ipads, aplicaciones, precios flexibles…Hablamos de Hoy Voy, una pyme catalana que no para de crecer y crecer. Surgió en 2012 y gracias a su pasión por hacer algo diferente, hoy pueden decir que han pasado por sus aulas más de 12.000 alumnos. Y que tienen una marca muy potente.

Pero, ¿qué hacen para no ser como los demás?

Hoy Voy: la autoescuela de la calidad humana

En una entrevista en RTVE a Carlos Durán, uno de los fundadores, contó los diferentes retos a los que se tuvieron que enfrentar cuando les tocó poner en marcha su proyecto. El primero de ellos fue crear un entorno de aprendizaje divertido, cercano y simpático. Todo el peso de esto recayó en la construcción de su marca, basada en una conversación constante, en la innovación, en la transparencia y en la calidad humana que aporta que sus trabajadores estén en un entorno de trabajo amable, flexible y motivador.

Solo hay que echarle un vistazo a sus redes sociales y a su página web para darse cuenta de que son una pyme que ha sabido reinventar la rueda y aportar valor a un sector que se caracteriza por ser muy tradicional.

A nosotros nos encanta cómo hablan de sinceridad, lealtad, eficiencia y pasión en un modelo de empresa sólido y coherente con lo que comunican.

Por ejemplo, al hablar de sus franquiciados, prefieren hacerlo en un tono más personal llamándolos “socios”. Sus empleados son presentados en relación a sus gustos, consiguiendo que sus clientes les conozcan desde un lado más humano.

Sin duda, todo un ejemplo de innovación no solo en torno al servicio, sino también alrededor de la conversación con sus diferentes grupos de interés, conectando y conversando desde lo más importante: las personas.

ODS Cubiertos

Volver arriba